miércoles, 27 de febrero de 2013

Breves Reflexiones sobre la Corrupción en Venezuela










Por: Zulmaire González


Mucho se dice sobre los altos niveles de corrupción en Venezuela, es común conocer que alcaldes, gobernadores, ministros, presidentes de institutos autónomos, así como un importante porcentaje de funcionarios estén incursos en hechos o actos de corrupción.

Durante los catorce años de gobierno de Hugo Chávez, hemos conocido casos emblemáticos de corrupción como: Plan Bolívar 2000, ciudad Lebrún, alimentos podridos de PDVAL,[1] el maletín Antonini con 800 mil dólares, la gestión de Diosdado Cabello en la gobernación de Miranda, la gestión de Juan Barreto en la Alcaldía Metropolitana y la gestión de José Vicente Rangel Ávalos en la Alcaldía de Sucre, la compra de armas, el Bus Caracas, la Gran Misión Vivienda, el uso excesivo y descarado de los recursos de Estado para hacer campañas políticas, por tan solo nombrar algunos casos. Es una verguenza que hayan sido muy poco los casos donde se determinó la responsabilidad penal y/o administrativa de los funcionarios incursos en los delitos establecidos en la Ley contra la Corrupción, por el contrario, siempre estos funcionarios luego de una suerte de reciclaje institucional terminan ocupando otros cargos dentro del gobierno, lo que evidencia la impunidad que existe en Venezuela.

El desvío de fondos públicos o el mal manejo de estos, generan consecuencias negativas para el país, que se traduce en el estado de abandono de los hospitales y las autopistas, los problemas eléctricos, las promesas incumplidas, el mal funcionamiento de los servicios públicos administrados por el gobierno que evidencian una falta de compromiso del régimen chavista para combatir de una manera eficiente la corrupción en Venezuela. Asimismo, cabe recordar que aún está en mora la designación de un nuevo Contralor General de la República, cargo que ha venido ejerciendo quien era la Sub-Contralora al momento del deceso, en junio de 2011, del único Contralor designado desde 1999 siguiendo los preceptos establecidos en la Constitución.

Aunado a lo anterior, en el último estudio de percepción de corrupción elaborado por Transparency International,[2] Venezuela obtuvo una puntuación de 19/100 quedando en el puesto 165 de 176 países evaluados y como dato adicional, en el Continente Americano, Venezuela y Haití son percibidos como los países más corruptos.

Los escándalos en materia de corrupción en Venezuela afectan nuestros valores y principios éticos en detrimento de la sociedad, la institucionalidad, el imperio de la ley, lo cual ha generado atraso, desmejora en nuestra calidad vida, y ha contribuido a aumentar los índices de impunidad.



[1] Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, S.A. (PDVAL), empresa del Estado cuya misión es ofrecer a la población venezolana productos de la cesta básica e insumos básicos a precios regulados en todo el país, atendiendo a toda la cadena de comercialización, que incluye producción, transporte, almacenamiento, distribución y venta final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada